domingo, 7 de junio de 2009

Breve resumen de la Historia del Canon Bíblico

Tomado y adaptado del blog En verdad te digo…



  • En su sentido específico de “lista”, “índice” o “catálogo” de libros sagrados, canon es un término de origen cristiano.

  • Es al parecer Prisciliano (380) quien por primera vez usa “canon” como sinónimo de Biblia.

  • Estríctamente existen varios cánones, a saber Canon Hebreo o del Antiguo Testamento, con sus subdivisiones (v.g. CanonSamaritano, Canon de la Septuaginta, de Qumram, etc.), y Canon del Nuevo Testamento con sus ramificaciones

  • Para el Canon Hebreo hay un largo periodo que podría llamarse precanónico, de unos cinco siglos, en que se preservan materiales a través de la tradición oral.

  • Muy debatida fue la aceptación en el canon de los libros Ester, Eclesiastés y Cantar de Cantares.

  • Al lado de los libros que después entrarían en el canon, circulaban, con diverso grado de aceptación general, otros muchos libros, sobre todo en los dos o tres siglos anteriores a la era cristiana y en el primero de ésta.

  • Obviamente, cuando Jesús y los apóstoles hablaban de “la escritura” o “las escrituras”, no podían referirse más que a lo que hoy llamamos Antiguo Testamento.

  • Los primeros cristianos no parecen haber sentido necesidad de formarse un cuerpo peculiar y propio de escrituras sagradas. Al parecer les bastaba con las del judaísmo y la preservación, oral en un principio, de las palabras de Jesús y la predicación y testimonio de los apóstoles.

  • La etapa de formación del Nuevo Testamento fue, comparada con el Antiguo Testamento, relativamente breve. Duró poco menos de siglo y medio.

  • Durante los siglos primero y segundo se leían y respetaban también como “Escrituras” otros escritos, unos anteriores y otros posteriores a Jesús, no sólo apócrifos propiamente dichos sino seudoepígrafos, como por ejemplo el Testamento de los Doce Patriarcas, el libro de Enoc, la Asunción de Moisés, el Apocalipsis de Elías, I(III) & II(IV) Esdras, y otros muchos.

  • Pablo, en quien puede decirse que tuvo principio el Nuevo Testamento, jamás pensó que sus escritos llegarían a considerarse al par de la “Escritura”.

  • Parece fuera de duda que el Evangelio de Marcos fue el primero que se escribió de los cuatro del Nuevo Testamento.

  • Aunque parezca muy extraño, fueron grupos luego considerados herejes —los gnósticos— los primeros en tratar francamente como “Escritura” y citarlos como tal, escritos que más tarde la Iglesia declaró canónicos, como por ejemplo Mt, Lc, Jn, Ro, 1 & 2 Co y Ef.

  • La primera cita de los Evangelios como “Escritura” aparece a mediados del siglo 2 en la carta llamada 2 Clemente, IV, en que se lee: “…de nuevo otra Escritura dice: «No he venido a llamar justos sino pecadores»” (Mt 9.13).

  • Tertuliano (¿155–220?) es el primero que usa los términos Nuevo Testamento y Antiguo Testamento, con lo cual los escritos cristianos reconocidos obtienen una categoría pareja a los libros judíos.

  • Corresponde a Orígenes (185–254) el mérito de haber echado sólidas bases para la fijación final del canon. Viajando por muchos países tomó cuidadosa nota de la actitud y uso de las Iglesias con respecto a los muchos escritos que estaban en circulación.
    Lutero habría preferido y hasta ensayado “elaborar un nuevo canon” que favoreciera más claramente la doctrina que para él era el pivote de la teología cristiana: la de la salvación por la fe.
    • El Nuevo Testamento, como lo conocemos hoy, constituye el tesoro más preciado de la Iglesia Cristiana y los problemas canónicos existentes entre sus tres grandes ramas: la Católica Romana, la Griega Ortodoxa y la formada por las demás iglesias de tradición occidental, no obstante su variedad, son problemas mínimos.

  • Sin embargo descubrimientos como los realizados en las cuevas del MarMuerto(Palestina), Nag Hammadi(Egipto), en la Pagoda de Da Qin (China) y otros, han enriquecido vastamente nuestro conocimiento a cerca del Canon Bíblico, su historia y desarrollo.

  • Es a estos descubrimientos y aportes, junto con otros más, a los que se dedica este blog que pretende dar acceso, o almenos ponernos en el umbral de esos interesantes, extraños y en casos desconcertantes textos, que con un buen criterio, no harán más que hacernos valorar mucho más a las comunidades de fe donde se generaron y valoraron estos escritos, y sobretodo al Dios que inspiró la fe de estas comunidades.

1 comentario:

  1. Realmente interesante, y despues de largo tiempo de no revisar este blog puedo decir que es increible como nos apasionan cientos de temas seculares y no le damos importancia a los orígenes de nuestra fe.

    ResponderEliminar